TÉ ROJO

He tenido una experiencia, una experiencia ordinariamente especial.
En un miércoles cualquiera he tenido una cena normal, con un vino normal, en una casa normal de una ciudad normal, pero con una chica especial. Especial quizás a mis ojos, a mi percepción. Mis genes, experiencias, educación, socialización y, en definitiva, mi constitución y cóctel de conexiones neuronales que forjan mi personalidad, creen que es especial. Y como ésta es mi realidad y la veo y la siento como tal, significa que lo es.

Lo común se ha vuelto diferente y lo diferente ha pasado a ser lo común, lo intangible, lo invisible, lo abstracto. La más pura descripción de lo que es poesía, donde lo que es sigue siendo lo que es, pero adquiere un significado que transgrede su propia definición y deja de ser lo que es aun cuando sigue siéndolo. Y todo gracias a un puñado de uvas fermentadas y una pasión desmedida de un amor y cariño expresado a través del sexo. Sentimientos quizás efímeros y pasajeros, pero reales por una vez más, a mi percepción.

Nada más ha importado, nada más ha existido que cuatro paredes, dos cuerpos, dos mentes y dos almas que han ocupado el mismo espacio y tiempo al mismo tiempo para dejar de ser plural, para por un momento, pasar a ser singular.

Y después del desvarío del amor tempestuoso y de la bomba de dopamina liberada por el éxtasis del momento, solo me queda en poso un sustantivo y una pregunta que engloba el resto de ellas:
Gracias y, ¿por qué?

🔔¡NO TE LO PIERDAS!🔔

Déjame tu correo y estarás al tanto de todo lo que publico y además recibirás un 25% de descuento para tus compras. Tranqui, prometo no spamear 😉.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WOMEN

WOMEN

Never really all that interested,But I find myself telling her how beautiful she is anyway.Cause it's true.All women are, in one way or another. There's always something about every damn one of...

leer más
NOS HEMOS OLVIDADO

NOS HEMOS OLVIDADO

Nos hemos olvidado de cómo nacimos y no nos acordamos de cómo éramos.Éramos niños que solo querían reír.Niños que no querían tener dinero, que no querían ascensos, que no querían hipotecas, que no...

leer más
DIOSES

DIOSES

Ella decía que me veía como un dios cuando hacíamos el amor. Y así es justo como la veía yo. Decía que no escuchaba nada, que no había otra cosa que sentimiento y mi mirada frente a la suya. Decía...

leer más

Subscríbete